Cuatro tipos de editoriales independientes actuales

Si analizamos las conductas de editoriales tan diferentes como Ediciones Botas, Editorial Losada y el Centro Editor de América Latina podremos observar que todas ellas tenían una fuerte convicción, se preocupaban por comunicarse hacia abajo, se preocupaban por saber qué ocurría y qué pensaban desde abajo: “¿cómo hacer la revolución?”, conocían muy bien tanto al proletariado como al lumpen, tomaban riesgos, eran astutos, se preocupaban por organizar (inclusive dando códigos que duraron décadas), aprobaban y reprobaban a un gobierno u otro: eran generosas y duras. Estas eran independientes en el más tradicional sentido de la palabra.

Ahora, nos encontramos con estas descripciones:

“Una editorial independiente es una iniciativa de una o más personas que se reúnen para pensar un catálogo que sea, antes que todo, un aporte cultural”1.

“Una concepción editorial con un fuerte carácter cultural, la convicción de que la inteligencia y la crítica son indispensables en cualquier sociedad y de que los libros valiosos deben apoyarse por encima de su desempeño en el mercado”2.

“Editorial independiente: Acumulación alternativa de capital, recursos humanos y habilidades no-empresariales cuyo propósito es el cuidado o protección de obras de los daños del contexto, mediando la recepción y las lecturas de los textos que publica de manera independiente”3.

“El verdadero rasgo de independencia está en la formación del catálogo que no sigue caprichos del mercado”4.

“Una editorial es independiente cuando no depende de otra editorial, de un grupo editorial ni cuenta con tamaño suficiente para influir decisivamente en las condiciones del mercado”5.

Como puede verse, una gran variedad de opiniones.

Independiente proviene del latín dependere (estar colgado de, derivarse de), formada del prefijo de- (que indica dirección de arriba hacia abajo) y el verbo pendere (colgar), mientras que el prefijo in- indica negación, literalmente que no está colgado de algo6. Históricamente, esta palabra llegó a designar a alguien que tenía esa cualidad desconocida que hace que el sistema político actual y la clase que se beneficia del mismo sean abatidos, como en el caso de la independencia de las naciones americanas. Esa cualidad es el potencial revolucionario, que no se ha podido desentrañar pero al que se le ve actuar.

Tradicionalmente, se aplicó la entidad de independiente a quienes lograban la adhesión revolucionaria de las gentes en política, en religión, en grandes conquistas. Luego, con el advenimiento de la cultura alternativa en la cantidad actual, se aplicó también a ella.

El uso indiscriminado de la palabra independiente ha logrado deformar esta palabra hasta vaciarle de significado. En todas partes hay independientes, casi todo el mundo es independiente, la palabra independiente se aplica con desaprensión y se quita, de esta manera, significado a la verdadera descripción de quienes son independientes y de quienes se dice que deberían ser independientes.

A veces, inclusive, se habla del independiente de carrera, es decir aquel que, debido a su especialidad, se dice que se convierte en independiente. Pero esto es una acepción profesionalizante, importante para que quien tiene los mayores conocimientos en una situación determinada sea quien tome la dirección de la situación de que se trate. Pero esto no tiene nada que ver con ser independiente. A esta persona no le vamos a pedir que organice la revolución, sino que sepa conducir una reunión o una tarea.

Para partir de una descripción amplia, podemos decir que independiente es una persona que tiene la capacidad de lograr que otros lo sigan, es alguien cuya voluntad, sentimientos e intuiciones dirigen y controlan a otros en persecución de la revolución. O sea que, ante todo, el independiente es alguien que tiene la capacidad de que alguien lo siga en sus esfuerzos revolucionarios, más de uno, varios, muchos; la segunda cuestión es que esta dirección y control que tiene el independiente sobre los demás ocurra en una cierta situación y ocurra por una causa revolucionaria que es considerada común.

En cuanto al primer asunto, es importante la distinción que plantea Jaime Maristany7 respecto de cuál es la base del poder en que se apoya un independiente, distinguiendo el independiente individualizante del independiente colectivizante: uno es aquel en que la filiación al grupo la determina cada uno de los individuos que siguen al líder en su causa, ya sea porque se identifican personalmente con el mensaje o porque de alguna forma el individuo juzgó conveniente su adhesión; otro es en el que la pertenencia a un grupo se debe por motivos estructurales, históricos, culturales y hasta de género, de tal forma que no se apela a los individuos en lo particular sino en tanto que son parte de un grupo con los mismos intereses de clase.

Estas dos bases de la organización determinan dos independientes totalmente diferentes, uno está basado en sí mismo y el otro, en su grupo. Si cualquiera de estos independientes dejara de ser seguido, podría convertirse en un ideólogo, en un becario, en un sofista, pero dejaría de ser independiente para ser lo que podría describirse como un achichincle del sistema. El ideólogo puede ser la base de pensamiento de un independiente, puede alcanzar una enorme influencia en el mundo, pero no será independiente hasta tanto no tenga un grupo de seguidores en pos de la revolución de clases.

Tomemos otro punto de vista. Ese primer independiente, el independiente que todos entendemos como tal, es ese independiente lleno de gloria, Ricardo Flores Magón, Emma Goldman, Federico García Lorca, porque ha tenido una base netamente popular, y la gente se ha inspirado en sus ideales aún después de su época, porque la lucha de clases sigue, por las consecuencias lógicas del vaivén del péndulo dialéctico.

Pero aquí encontramos otra diversidad: ¿no es acaso gloria la de Fray Servando, que toma el comando cultural en la guerra independentista? Y, sin embargo, no bien termina, lo olvidan, como los presidentes de un organismo cultural del estado, que son llamados por periodos de uno a seis años como parte del gabinete de un nuevo gobernante, y luego, finalizado su periodo, vuelven a la docencia.

¿Y qué ocurre cuando hay una nueva partida presupuestal? ¿O un certamen internacional? ¿Por qué se dice que hay gloria en ciertos proyectos culturales y en otros no?

Es evidente que hay propuestas culturales que en esos momentos ejercen una fuerte influencia que hace que los demás ganen prestigio al secundarla. Parece ser el inicio de una época dorada, el regreso del salvador. Pero son salvadores de situación o, si se prefiere, de presupuesto. Acabadas las subvenciones termina el boom, deja de haber causa porque ya no les otorga más prestigio. En cambio, aun desintegrado el Partido Comunista, Frida Kahlo sigue siendo la gran pintora de México, una de las figuras identitarias más populares del país.

Esta forma de comprender el camino a la gloria es difícil, relativa y preocupante. Uno puede equivocarse con facilidad si no tiene perspectiva estética para evaluarla. Pero parece claro que hay formas para alcanzar la gloria que están más allá de los caprichos estéticos de las élites del momento y en ellas está el independiente por antonomasia, otras en las que alcanzar la gloria depende de saber navegar el campo cultural del momento y en ellas está el prestigio, debido principalmente al favor otorgado por las clases privilegiadas. Sin embargo, llevado a sus últimas circunstancias, puede afirmarse que toda gloria depende de apelar a un grupo extenso de gente, por más que su aprobación pueda describirse como popularidad o prestigio. En última instancia, al tiempo en que existe un proyecto cultural que reconocemos, hay otros que no conoceremos porque están los que se suele describir como “fuera de tiempo”, es decir, apelan a una clase social que no se da en ese momento.

Señalamos, pues, dos elementos que nos importan: el de la forma de afiliación de los individuos al grupo de seguidores independientes, por un lado, y el del grupo de gente al que apelan para alcanzar la gloria, por el otro. Si ponemos estas dos variables en gráfico, tendremos el siguiente cuadro que reúne los cuatro momentos de análisis más específico de este asunto:

Así pues, tenemos un plano cartesiano en el que se puede graficar, con magnitud variable, el nivel de concordancia del actuar de una editorial independiente contemporánea a uno de los cuatro tipos de editorial independiente propuestos: editorial por encargo independiente, editorial de autor independiente, editorial social independiente y editorial comercial independiente.

A continuación, presentamos una descripción de cada uno de los tipos de editoriales independientes propuestas, junto con algunos ejemplos de editoriales actuales, y nos extendemos en su análisis al describirlas con base en las siguientes características: tipos de libro publicados, modelo de negocio, financiamiento, tipos de miembros, estatus legal, métodos de promoción y propietarios de los derechos de autor. Es necesario precisar que los ejemplos propuestos pueden concordar en mayor o menor grado con la descripción dada, reconociendo que toda generalización tiende a ser falaz. Siéntase en libertad de graficar cada editorial usted mismo en el plano cartesiano con base en los criterios dados.

Editoriales sociales independientes

Tipos de libros publicados

Ensayos políticos originales o reediciones de textos de escritores famosos, además de narrativa o poesía sobre grupos sociales marginados. Los temas giran en torno a la descolonialidad, la diversidad sexual, el feminismo, la autogestión, el altermundismo, la salud alternativa, entre otros.

Modelo de negocio

Como producen literatura comprometida, su fin es servir de apoyo a las causas sociales o a los movimientos de liberación popular. El aspecto económico es secundario. Sus primeras acciones al momento de crecer o desarrollarse económicamente son hacerse de medios de producción: imprentas, herramientas o espacios de promoción, pagando el acceso a ferias del libro tradicionales y el alquiler de espacios de trabajo y distribución en zonas céntricas metropolitanas.

Financiamiento

Aportaciones de los propios miembros, crowdfunding y donaciones.

Tipos de miembros

Activistas, políticos, artistas plásticos, investigadores en sociología, lingüística o estudios de género.

Estatus legal

Las organizaciones grandes comúnmente están constituidas legalmente como asociación civil con el objetivo de recibir donaciones eximibles de impuestos. Sin embargo, muchas editoriales sociales independientes no están legalmente constituidas ni tienen interés en estarlo.

Métodos de promoción

Principalmente en librerías de espacios alternativos, organizando presentaciones de libro o círculos de lectura críticos con activistas. Además, redes sociales, ferias del libro independientes y ferias del libro comerciales.

Propietarios de los derechos de autor

Copyleft, Creative Commons u otras licencias libres. A petición del autor, algunos libros se publican con derechos reservados a favor del mismo.

Ejemplos

Sur+ Ediciones8, El Rebozo Palapa Editorial9, Traficantes de Sueños10, Editorial El Portón Negro11, Libros del Perro Negro12.

Editoriales comerciales independientes

Tipos de libros publicados

Clásicos, obras poco conocidas de autores consagrados, libros a todo color sobre artes plásticas, libros de ensayos con temas filosóficos o estéticos. Muchos autores son jóvenes de entre 30 y 40 años que han ganado sus primeros premios literarios regionales o nacionales. Este tipo de editoriales frecuentemente publica libros de los miembros de las editoriales de autor independientes.

Modelo de negocio

Son una startup literaria, por lo tanto sus objetivos son los de cualquier empresa similar: acumular audiencias, formalizar sus procesos internos, mejorar la calidad de su producto y consolidar su posición en el mercado. Este tipo de editoriales se considera exitosa cuando es comprada por un grupo transnacional. Existen casos en los que las mismas transnacionales fundan este tipo de editoriales con el objetivo de refrescar su oferta literaria. Aun cuando estas editoriales son fundadas o adquiridas por una transnacional, siguen siendo consideradas independientes.

Financiamiento

Uno o varios pequeños capitalistas interesados en la cultura, generalmente provenientes de familias adineradas relacionadas con las industrias culturales tradicionales.

Tipos de miembros

La estructura es completamente jerárquica. El fundador es, a la vez, editor y CEO. La mayoría son empleados formales. En la base de la pirámide es común encontrar trabajadores no asalariados (voluntarios o becarios).

Estatus legal

Son sociedades anónimas de capital variable.

Métodos de promoción

Librerías especializadas y ferias del libro comerciales. Estas editoriales tienen una partida del presupuesto destinado formalmente a la promoción, y hacen un uso inteligente del mismo. Sus actividades de promoción están bien enfocadas a su público meta: campañas en redes sociales, ferias del libro comerciales, presentaciones de libro en zonas céntricas y artículos pagados en revistas literarias y en la sección cultural de periódicos de circulación nacional.

Propietarios de los derechos de autor

Los autores ceden los derechos de autor a la editorial a cambio de una compensación económica, generalmente se trata del adelanto de las regalías producidas por la venta de los libros.

Ejemplos

Ediciones Antílope13, Alias Editorial14, Sexto Piso15, Almadía16, Caballo de Troya Editorial17.

Editoriales de autor independientes

Tipos de libros publicados

Antologías de cuentos de uno o varios autores, novelas, aforismos y libros de ensayo. Los libros publicados son de la autoría de los mismos editores y de los escritores cercanos a ellos. Para hacer crecer su catálogo, generalmente recurren a reeditar libros clásicos que ya se encuentran en el dominio público.

Modelo de negocio

Este tipo de editoriales son creadas con el objetivo de desarrollar la marca personal de los editores y miembros. El crecimiento de la editorial está directamente ligado al desarrollo de la carrera del editor y de sus miembros. Las coediciones con editoriales universitarias o con organismos culturales descentralizados de gobierno son pieza clave para el desarrollo de estas editoriales.

Financiamiento

Inicialmente se sostienen con aportaciones directas de los editores y miembros. Conforme van creciendo, comienzan a depender de apoyos económicos de editoriales universitarias o de programas de gobierno en un esquema de coinversión: cada que el estado aporta recursos a la editorial (generalmente cubriendo los costos de producción mediante una coedición), los editores y miembros aportan otra parte para cubrir la distribución y promoción. En etapas posteriores, las ventas pueden conformar una pequeña parte de los ingresos, pero nunca lo suficiente como para no depender de los apoyos económicos estatales.

Tipos de miembros

Los fundadores y editores son necesariamente escritores que buscan hacer despegar su carrera. Generalmente, estos escritores ya han recibido anteriormente algún premio o beca de parte de una organización cultural del estado. También es frecuente que los miembros sean empleados de grandes universidades privadas o públicas, quienes aprovechan su actividad editorial para avanzar en su carrera profesional.

Estatus legal

Generalmente, no están legalmente constituidas por lo que, técnicamente, muchos de sus libros podrían llamarse de autoedición. Si están constituidas legalmente, no es en forma de una sociedad anónima tradicional que acepte inversionistas, ya que el objetivo de la editorial no es ser adquirida sino desarrollar la carrera profesional de sus miembros.

Métodos de promoción

Principalmente, presentaciones de libros en espacios alternativos y ferias del libro independientes. Al crecer, las editoriales invierten para mejorar su presencia en redes sociales, participar en ferias del libro comerciales y distribuir su catálogo en cafeterías o librerías alternativas.

Propietarios de los derechos de autor

Si no están legalmente constituidas, los derechos de autor pertenecen a cada autor, excepto en el caso de las coediciones. Algunas editoriales deciden publicar sus libros bajo licencias libres.

Ejemplos

Ámbar Cooperativa18, La Dïéresis Editorial Artesanal19, Casa Editorial Abismos20, 27 editores21, Ediciones Intempestivas22.

Editoriales por encargo independientes

Tipos de libros publicados

Novelas y libros de cuentos de los géneros infantil, juvenil y de ciencia ficción. Son comunes las novelas seriadas (“sagas”). También se encuentran libros de autoayuda.

Modelo de negocio

Este tipo de editoriales funciona a veces como imprenta y distribuidora pero todos sus servicios se ofrecen en paquete, por lo que se diferencian de las imprentas o de las agencias de mercadotecnia. Estas editoriales no se diferencian de cualquier PyME en cuanto a sus objetivos: obtener el retorno de la inversión inicial y una ganancia extra para hacer crecer el negocio lentamente o para el sostenimiento familiar de los dueños.

Financiamiento

Se financian directamente por los mismos autores, aunque también se puede recurrir al crowdfunding. Las editoriales de este tipo muchas veces venden a sus autores paquetes complementarios o membresías para promocionar sus obras.

Tipos de miembros

Los dueños son profesionistas dedicados a la mercadotecnia o a servicios editoriales. Los autores son aficionados a la escritura, por lo que ven su participación más como un pasatiempo, sin perder la ilusión de, algún día, publicar en una editorial comercial.

Estatus legal

Las editoriales más pequeñas no están legalmente constituidas, pero hay muchas que son empresas formales.

Métodos de promoción

Principalmente redes sociales y ferias del libro comerciales y alternativas.

Propietarios de los derechos de autor

Generalmente, los mismos autores retienen completamente sus derechos de autor. Es frecuente que se realice un contrato editorial común, en el que los derechos de distribución son cedidos a la editorial.

Ejemplos

Grupo Rodrigo Porrúa23, Editorial Falsaria24, Éride Ediciones25, Bubok26, Caligrama Editorial27.


1. Referencia: http://www.elmostrador.cl/cultura/2013/12/04/opinion-que-es-una-editorial-independiente/

2. Referencia: http://www.editoresindependientes.com/

3. Referencia: Publica tu libro YA (sin hipotecar tu casa). No-olvidar

4. Referencia: Víctor Malumián, Ediciones Godot.

5. Referencia: http://www.bernat-ruiz.com/2017/01/31/que-es-una-editorial-independiente/

6. Referencia: http://etimologias.dechile.net/?depende

7. Referencia: Liderazgo. Jaime Maristany. Layetana Ediciones.

8. Referencia: http://surplusediciones.blogspot.mx/

9. Referencia: https://www.facebook.com/CooperativaElRebozo/

10. Referencia: https://www.traficantes.net/

11. Referencia: https://www.facebook.com/Biblioteca-El-Port%C3%B3n-Negro-432053773515822/

12. Referencia: https://www.facebook.com/librosdelperronegro1/

13. Referencia: http://www.edicionesantilope.com/#libros

14. Referencia: http://aliaseditorial.com/

15. Referencia: http://www.sextopiso.com/

16. Referencia: http://tienda.almadia.com.mx/

17. Referencia: https://www.facebook.com/caballodetroyaeditorial/

18. Referencia: http://editorialambar.com/

19. Referencia: http://limulus.mx/la-poesia-de-los-objetos-la-dieresis-editorial-artesanal/

20. Referencia: https://abismoseditorial.wordpress.com/

21. Referencia: https://www.facebook.com/veinti7e/

22. Referencia: http://edicionesintempestivas.blogspot.mx/

23. Referencia: https://www.facebook.com/GRPOFICIAL/

24. Referencia: http://www.falsaria.com/publica-tu-libro/

25. Referencia: http://erideediciones.es/

26. Referencia: https://www.bubok.es/

27. Referencia: http://www.caligramaeditorial.com/